¿Qué es Yoga?

Hay tantas respuestas como practicantes de esta disciplina india con 5000 años de tradición. Y eso es lo fantástico! Una ciencia sin restricciones ni leyes universales que permite que en cada cita con la esterilla alcancemos lo que necesitamos de ella. Una ciencia válida con cualquier resultado que obtengamos, que pide sólo respeto, observación, cariño, independientemente de la modalidad que practiquemos, sin presiones ni metas heróicas, sin comparaciones ni baremos. Tu práctica y tu experiencia es TU YOGA. El profesor, sólo un guía que te acompaña en tu camino.

Para mí, Yoga es la ciencia que me permite encajar las piezas. Me aporta comprensión sobre mi cuerpo físico, su postura, sus movimientos, sus anclajes y sus comportamientos. Y con ello me permite dibujar mi mapa personal a través del cual mi cuerpo sutil, mi mente, se expresa. Porque cada dolor o alteración de mi cuerpo tiene una conexión emocional. Saber cómo el día a día me puede afectar me permite encajar, aceptar, evitar, en definitiva, gestionar mi salud. Me permite ser indulgente conmigo misma también cuando no consigo hacerlo… Y así lo trasmito, como una terapia en la que el trabajo físico es una herramienta de desarrollo holístico, para que cada alumno lo aplique en función del universo que se despierte en su esterilla…

“SÉ TÚ MISMO, TODOS LOS DEMÁS ESTÁN OCUPADOS”

HATHA YOGA

Yoga lento o en vinyasa con el que trabajar tonificación, elasticidad y salud para desarrollar nuestro potencial mental.

KUNDALINI YOGA

Yoga de la Conciencia. Despierta tu kundalini a través del canto de mantras y kriyas.

LU JONG, YOGA TIBETANO

Esta técnica milenaria la desarrollaron los monjes tibetanos y únicamente era enseñada por el maestro a un grupo de elegidos.

YOGA RESTAURATIVO

Yoga terapéutico con uso de adaptaciones y apoyos para favorecer la comodidad de cada asana.

ASHTANGA YOGA

Yoga dinámico y vigoroso centrado en una serie de asanas preestablecidas que se ejecutan en vinyasa. Potencia la fuerza, la vitalidad y la liberación de estrés.

YOGA INTEGRAL

Hatha con enfoque meditativo, usando kriyas y mudras en combinación con asanas y pranayama.

HATHA YOGA

Existen  5 ramas o vías principales en el camino del Yoga: Raja Yoga, Bhakti Yoga, Jnana Yoga, Karma Yoga y Hatha Yoga.

  • BhaktiYoga, el yoga de la devoción y del amor.
  • JnanaYoga, el yoga del conocimiento.
  • KharmaYoga, El yoga del servicio desinteresados a los demás.
  • RayaYoga, El yoga mental.
  • HathaYoga, El yoga físico (asanas, pranayamas, meditación).

Hatha Yoga fue definido por Yogi Swatmarama en el s.XV a partir de las enseñanzas del sabio del s.III a.C. Patanjali y su tratado Yoga Sutras, en el que definía la práctica física de las asanas como uno de los 8 peldaños del camino del Yoga Clásico. Es la base de la que muchos otros estilos de yoga han sido desarrollados, incluidos Ashtanga y Bikram Kundalini. Es un estilo de yoga lento y de respiraciones suaves, que puede ir aumentando en exigencia física según el nivel del practicante. Conocido como el Yoga de la Unión o Yoga de la Fuerza, integra en su práctica concentración, meditación, respiración y trabajo físico. Se basa en la ejecución de asanas o posturas, de forma estática o en vinyasa (en movimiento). Es perfecto para principiantes y apto para todo tipo de público, ya que enseña de forma progresiva la ejecución adecuada de cada parte de la práctica. Con Hatha trabajamos tonificación, elasticidad, corrección postural, además de equilibrar la energia de nuestros órganos internos para un correcto funcionamiento de nuestras funciones vitales.

KUNDALINI YOGA

Kundalini Yoga, el Yoga de la Conciencia, es una disciplina sagrada que proviene de la India y comprende, de forma integral, todas las ramas del yoga. Es un yoga dinámico y vital, en el que se trabajan todos los aspectos del ser humano, capaz de provocar una profunda transformación tanto interior como exteriormente. Kundalini es el nombre con el que se conoce a la energía que yace en estado latente en la base de la columna vertebral. Este estilo de yoga busca despertar dicha energía liberando así el poder latente que todos y cada uno de nosotros encerramos y llevamos dentro, mientras nos ponemos en contacto con nuestro verdadero ser.

Las clases de Kundalini Yoga comprenden kriyas (serie de asanas), pranayama, meditación, mantras y relajación, a la vez que ofrece una visión cósmica del ser humano en relación con el universo y consigo mismo.

LU JONG, YOGA TIBETANO

Esta técnica milenaria la desarrollaron los monjes tibetanos y únicamente era enseñada por el maestro a un grupo de elegidos. Por lo tanto, hablamos de una corriente de gran tradición que, por desarrollarse en un entorno cerrado, no ha sufrido demasiados cambios.
Con movimientos de la tradición chamánica del Bön y la tradición tántrica Vajrayana y los conocimientos obtenidos a través de la medicina tradicional tibetana, ha dado lugar a una serie de posturas y movimientos de carácter terapéutico. Durante muchos años fue desconocido en Occidente hasta que un reconocido médico tibetano, Tulku Lama Lobsang Rinpoche, lo adaptó y lo introdujo en occidente.

  • elimina los bloqueos físicos y mentales
  • corrige los peligros de una vida sedentaria
  • fortalece y flexibiliza la columnas aportando juventud
  • disuelve la emociones negativas y limitantes
  • alivia el estrés, ansiedad, dispersión…

Sus movimientos, en respuesta a la necesidad de libertar los canales energéticos del cuerpo, se enfocan a la regulación de los cinco elementos para obtener un estado integrativo de salud y bienestar.

YOGA RESTAURATIVO

Yoga Restaurativo es una propuesta terapéutica basada en las posturas de Hatha Yoga, poniendo como protagonistas de la práctica a la relajación, la respiración y el trabajo con soportes o apoyos como mantas, cojines, sillas… El soporte nos da una sensación de bienestar y de seguridad necesarias para relajarnos y evitar que el cuerpo genere distracción. De esta manera el sistema nervioso entra en pleno descanso. Las sesiones de Yoga Restaurativo son perfectas para lograr un estado de profunda relajación y sirven de complemento a las prácticas de yoga más convencionales.

Es un estilo perfecto para embarazadas, personas mayores, personas que padecen de cansancio o estrés, dolor de espalda, migrañas, insomnio… Por supuesto, estas prácticas también ayudarán a aquellas personas que quieran profundizar en la relajación física, mental y emocional.

El Yoga Restaurativo es una forma de yoga diferente donde el cuerpo está sanando y parte de la misión es que la mente no juzgue, sino que podamos fluir y soltar bloqueos energéticos físicos, mentales y emocionales.

ASHTANGA YOGA

Ashtanga es un estilo de yoga dinámico y vigoroso que potencia la fuerza, la vitalidad, la felxibilidad, pero sobre todo la libración de estrés y la adquisición de una conciencia mayor sobre nosotros mismos y nuestro bienestar.
A partir de las 8 ramas o fases que Yoga establece para alcanzar ese estado de conciencia, Ashtanga pone su énfasis en las asanas para, a través de su control y aprendizaje paulatino, poder acceder a las demás etapas de forma controlada. Para ello, se utiliza una serie de asanas preestablecidas con objetivo terapéutico encadenas en lo que se conoce como vinyasa, de tal modo que el movimiento continuo se coordina con respiraciones lentas y regulares.
A pesar de la fama de exigente que este estilo de yoga ha adquirido, es apto para todo tipo de personas ya que permite ser adaptado a las condiciones personales, tanto físicas como emocionales, de cada uno.

YOGA INTEGRAL

El yoga Integral tiene como objetivo prioritario el desarrollo y purificación de todos los aspectos del ser humano; físico, mental, emocional y espiritual. tal y como Sri Auribindo y La Madre, Mirra Alfassa, nos proponen en sus enseñanzas.
En el aspecto físico, va a dotar al cuerpo de una fuerza sosegada, firme y sólida, consciente de sus movimientos y reacciones impulsivas para que pueda permanecer en calma sin inquietarse.
En el aspecto mental, consigue una mente silenciosa, libre de la invasión de pensamientos perturbadores y de la confusión de ideas, que le permita crecer en el conocimiento.
En el aspecto emocional, establece la ecuanimidad para evitar que las emociones extremas nublen tu juicio.
Y destacamos el aspecto espiritual, con el propósito de una transformación del ser en su totalidad, por medio de la apertura a los estratos más elevados de la Divinidad.
Las herramientas que utiliza para conseguir este propósito son; Asanas, Pranayama, Bandhas, Kriyas, Mudras… y la Meditación como parte fundamental de la Sadhana.